Archivo de la etiqueta: Wikipedia

1er Encuentro WikiEducación

El pasado 29 y 30 de junio se llevó a cabo el 1er Encuentro WikiEducación, un evento en el que se reunieron más de 20 docentes de distintos estados que han trabajado con Wikipedia en el salón de clases para intercambiar experiencias, propuestas y retos.

A lo largo de las sesiones platicamos sobre la participación de estudiantes, el carácter obligatorio u optativo de la evaluación, la autoría, etc. También platicamos acerca de la frustración o desilusión que viven docentes y estudiantes por igual cuando se enfrentan al borrado de artículos, cuestionamiento sobre la relevancia o falta de referencias. Un aspecto en el que las y los participantes coincidieron fue que es más complicado escribir un artículo enciclopédico de divulgación que uno especializado, ya que se requieren habilidades diferentes. Sin embargo, consideraron que es importante enfrentarse a la responsabilidad de escribir algo que muchas personas van a leer.

También tuvimos algunas actividades en equipo que consistieron en proponer soluciones a los problemas y retos que se mencionaron en la sesión anterior, como charlas y talleres de sensibilización, elaboración de tutoriales o acompañamiento en el proceso de edición.

Por otro lado, conversamos acerca de distintas formas de documentar y sistematizar el conocimiento, las prácticas y las técnicas que se han generado en el salón de clases con Wikipedia, para evitar perder esa experiencia, apoyar u orientar a otrxs docentes que se encuentren en situaciones similares y socializar los resultados de nuestros proyectos.

Además, platicamos acerca de estrategias de comunicación entre docentes y wikipedistas,  resaltando la importancia de conocer a la comunidad y las políticas de Wikipedia como herramienta de trabajo. Parte de la discusión sugirió que nadie conoce Wikipedia por completo cuando recién comienza a editar, sino que sus facetas se van conociendo poco a poco. Por ello es importante y válido generar lazos, pedir ayuda y generar apoyo para  que los proyectos funcionen.

Finalmente, contamos con un taller de métricas para que lxs docentes pudieran tener un registro detallado y automático sobre el número de participantes, número de artículos editados y creados, los bytes aportados, así como el seguimiento al número de visitas y de ediciones.

Una ventaja del programa educativo de Wikipedia radica en su flexibilidad y adaptabilidad a las circunstancias y contextos de cada docente e institución educativa. En México hemos trabajado principalmente con el nivel superior y posgrado, y nos hemos adentrado muy poco a trabajar en nivel medio superior. Sin embargo, este fue un encuentro que nos inspiró a seguir trabajando, buscar más alianzas y crear más proyectos para que Wikipedia sea cada vez más considerada como una herramienta importante en el salón de clases. 👩‍🏫

 

Wikipedia en El Colegio de San Luis

El mes pasado tuve la oportunidad de impartir un taller de Wikipedia a estudiantes del posgrado en Letras en El Colegio de San Luis. El proyecto consistió en escribir entradas de autoras, autores y obras hispanoamericanas poco conocidas.

A lo largo de marzo, los estudiantes trabajaron en sus artículos, ya sea creando unos nuevos o editando; también se dedicaron a buscar referencias que sustentaran la información que se anotaba. Por otro lado, hubo un seguimiento y monitoreo a las ediciones para verificar los cambios, las interacciones y para estar atenta a las dudas que surgieran.

Los resultados de esta actividad se presentaron en el coloquio “Humanidades Digitales: una mirada desde los márgenes”, en el que además de Wikipedia, se habló de etiquetado de textos con marcado TEI, edición y preservación digital. En el coloquio, dos estudiantes compartieron sus experiencias y las de sus compañeros al momento de editar Wikipedia, lo que denominaron un #wikireto 😁

Consideraron que Wikipedia es una herramienta de consulta y de difusión a la que hay que acercarse de manera crítica, tomando  en cuenta que pueden utilizarla tanto académicos como lectores no especializados. Además, señalaron que el hipertexto y los hipervínculos podían ser útiles para identificar redes de trabajo y colaboración entre autoras y autores.

Algunos de los #wikiretos a los que se enfrentaron fueron:

  • Localizar fuentes fiables, ya que no existía suficiente información sobre autores u obras poco conocidas.
  • Aprender a redactar según las reglas de Wikipedia, las cuales difieren de la escritura tradicional de un artículo académico.
  • Aprender a editar en la enciclopedia, identificar las páginas o pestañas y diferenciar entre “Taller”, “Página de usuario” y el artículo como tal, así como pasar la información de un lugar a otro.
  • Usar distintas estrategias en cuanto al vocabulario para que los bibliotecarios reconocieran la pertinencia del artículo.

También mencionaron algunos puntos de lo que llamaron #Wikimpacto:

  • Socialización de la información, ya que se comparte, se lee y se escribe la información en conjunto.
  • Creación de una red estudiantes-profesores-wikipedistas.
  • Labor altruista, en el sentido de que el trabajo y la investigación realizada no los beneficiará solo a ellos y a sus evaluaciones, sino que estará disponible para todo el mundo.

Finalmente, me gustaría decir que una de las cosas que se consideraron más importantes fue el apoyo entre los mismos estudiantes, tanto para compartir información como para defender los artículos y discutirlos. Esto es uno de los beneficios y aprendizajes que me parecen más importantes del trabajo colaborativo y de la edición en Wikipedia.

Iberoconf 2019

Este año tuve la oportunidad de asistir a mi primera #Iberoconf2019 ¡en Santiago de Chile! 😀 Explicaré brevemente a qué me refiero. Una de las principales alianzas y vínculos en el movimiento Wikimedia es Iberocoop, una iniciativa de capítulos y grupos de usuarios de Iberoamérica. De esta forma, Iberoconf es la reunión de los representantes de estas organizaciones.

El logo de Iberoconf 2019 es el pudú, un ciervo pequeño del sur de Chile que está en peligro de extinción 🙁

Durante tres días, representantes de los capítulos y grupos de usuarios iberoamericanos de Wikimedia debatimos sobre distintos temas concernientes a la colaboración, comunicación, alianzas, protocolos, políticas públicas, organización y diversidad de nuestras comunidades. Asimismo, se discutieron los propios objetivos de Iberocoop, los logros que ha tenido, especialmente a partir del reconocimiento de nuestros propios contextos como “Sur Global”; y finalmente de nuestro propio futuro.

Quedan muchos temas pedientes por discutir y mucho trabajo por hacer desde nuestros países. Sin embargo, me quedo con la sensación de que no estamos solas, que hay mucha gente con quien podemos colaborar y trabajar juntas y juntos para difundir, promover y lograr el acceso al conocimiento libre.

 

#OpenGlam México

Open GLAM es una iniciativa internacional que tiene como objetivo promover la apertura y difusión con acceso abierto de los acervos de las instituciones culturales en Internet. De hecho, sus siglas son un acrónimo en inglés de Galeries, Libraries, Archives & Museums. El pasado 5 y 6 de septiembre de este año se llevó a cabo el primer evento Open Glam en México, organizado por la Secretaría de Cultura y Wikimedia México y que contó con la colaboración de varixs especialistas nacionales e internacionales en temas de digitalización, bibliotecas, museos, derechos de autor, arte contemporáneo, datos abiertos y proyectos Wikimedia, es decir, una amplia variedad de temas.

WhatsApp Image 2018-09-12 at 10.24.31 PM

Clausura Open GLAM – Wikimedia Commons

Uno de los temas principales en Open GLAM fue la digitalización. J Morfin comentó que aunque existe un “boom” de digitalización en instituciones, no hay capacitación de recursos humanos ni políticas que las regulen para definir y aprovechar el trabajo a corto y mediano plazo, lo que podría perjudicar al patrimonio digital. Asimismo, se mencionó que para que la digitalización sea efectiva y funcional, era necesario estructurar las bases de datos y metadatos. Uno de los ejemplos destacados en el evento fue la experiencia de digitalización en Uruguay, a partir del trabajo de Creative Commons Uruguay, Wikimedia Uruguay y del proyecto Autores.uy, base de datos que difunde las obras de autorxs uruguayxs que se encuentran en dominio público. R. Barbano señaló que el trabajo de digitalización no debe obedecer ciegamente a directrices extranjeras, sino que debe tomarse en cuenta las condiciones y necesidades locales.

En cuanto a los museos, se comentó que uno de los principales debates frente a la difusión de acervos e imágenes de alta resolución en Internet había sido (o todavía es) el temor a las pérdidas económicas por la reproducción de imágenes, motivo por el cual trató de retrasarse su digitalización y apertura. Además, otro de los temores era que, al tener acceso a las colecciones en Internet, la gente dejara de acudir a los museos, lo cual ha sido desmentido poco poco dada la experiencia de museos internacionales. En este sentido, la labor que realiza el Repositorio Digital del Patrimonio Cultural de México en cuanto a la catalogación y difusión de objetos digitales resulta de suma importancia. Por otro lado, se resaltó el trabajo que Wikimedia México ha llevado a cabo con instituciones como el Museo Soumaya y próximamente con el proyecto “Museos en México” con la Secretaría de Cultura, los cuales ayudan a incrementar la visibilidad y difusión de los acervos y colecciones de los museos, con información confiable y a un mayor número de personas y que, dado el caso, podrían mitigar de alguna forma una tragedia como la ocurrida en el Museo Nacional de Brasil. También se impartió un taller sobre la edición y uso de Wikidata, una base de datos libre; así como algunas herramientas como Wikidata Query Service, una interfaz que, a través del código SPARQL permite realizar y visualizar consultas con los datos de Wikidata. Asimismo, se comentó sobre las posibilidades y estrategias para que pueden tener las instituciones, organizaciones y personas para conectar y estructurar los datos de sus colecciones y acervos de manera libre.

Por otro lado, en la charla sobre derechos de autor y protección intelectual, se señaló en varias ocasiones que las restricciones actuales a la información resultan obsoletas en la era digital, ya que las restricciones responden más a intereses económicos que culturales; esto ocurre porque, en palabras de J. Mondragón, en el 92% de los casos son los titulares (empresas) y no los autores quienes deciden si se comparten las obras. Para retrasar que una obra entre en dominio público y evitar pérdidas, se extienden los periodos y plazos de protección de derechos de autor. Dicho sea de paso, México cuenta con uno de los plazos más largos amplios del mundo: para que una obra pase a dominio público, lxs mexicanxs tenemos que esperar 100 años desde la muerte de su autor o autora. Por ello, las políticas deben ir encaminadas a modificar este lapso y la forma en cómo se protege a los autores para hacer más disponible y evitar la desaparición, pérdida u olvido del patrimonio cultural y artístico mexicano.

“Las obras sí tienen autor, pero ojo con pensar que tienen dueño.” – I. Soria

Finalmente, respecto a las bibliotecas se presentó la experiencia de la Biblioteca del Museo Nacional de Antropología, cuyo director B. Brito señaló que la digitalización de los códices fue una “repatriación virtual”, en los que también se incluye transcripción y paleografía. En cuanto a la Biblioteca Vasconcelos, D. Goldin mencionó que como biblioteca pública ha llevado a cabo diferentes estrategias para acercarse al gran público, lo cual también se ha convertido en una forma de estudiar a las bibliotecas a través de datos. Por otro lado, se resaltó el trabajo y la experiencia de la BDCV del Colmex al abrir y compartir sus acervos y trabajar colaborativamente con otras bibliotecas y organizaciones, como Wikimedia México. Este primer encuentro permitió a especialistas e interesadxs en bibliotecas, archivos, museos y galerías reflexionar y compartir experiencias, identificar problemas comunes y algunas posibles metas, compartiendo y conectando sus acervos para que lleguen a más públicos y más diversos.

¿Por qué edito Wikipedia?

Cuando yo iba en la secundaria, allá por 2006 o 2007, empezaba a conocer y usar Internet: búsquedas en Google, Yahoo, Youtube, Hotmail, Messenger y Hi5, por mencionar algunos. Fue también la época en que dejé atrás Encarta y descubrí Wikipedia, principalmente porque ahí encontraba gran parte de mis tareas. Muchos de mis profes tenían desconcierto y, como a la mayoría, nos prohibieron consultarla. Creo que fue en ese tiempo en que descubrí el botón “Editar”, y recuerdo que me sorprendí al ver que yo, una estudiante de 13 años, podía modificar la información y escribir lo que quisiera. Confieso que me dio miedo y cerré la pestaña.

Afortunadamente, unos años después tuve la oportunidad de conocerla con mayor profundidad. En el 2014 cursaba un seminario en la universidad y participamos en el Programa Educativo de Wikipedia, donde nos invitaron a colaborar en otros eventos. Desde entonces edito continuamente, tanto en Wikipedia como en otros proyectos hermanos, sobre historia, literatura, arte y mujeres.

Pero, ¿por qué editar Wikipedia?

Primero, porque constituye la principal referencia de Internet. Wikipedia ha cambiado mucho desde que yo iba en la secundaria, y no solo en números. La calidad de los artículos, las instituciones que la apoyan y principalmente los voluntarios y voluntarias comprometidxs con ella han hecho que sea una fuente de información más confiable que hace diez años. Por supuesto que hay errores, pero estos pueden modificarse. Por ello, me parece una excelente oportunidad de compartir lo que sabemos, de muchas formas, y que la información más fiable y neutral llegue a un gran número de personas.

Segundo, porque como historiadorxs creo que nos ayuda a poner en práctica nuestros métodos de investigación y escritura. Editar en Wikipedia es sencillo, que la edición se mantenga en línea quizá ya no lo es tanto porque depende de otros factores. Por un lado, para editar sobre cualquier tema necesitamos investigar. Y para ello tenemos que buscar, analizar y a veces discriminar fuentes, debido a que actualmente no todo es válido como referencia -aunque la comunidad ya está discutiendo este punto-. Por otro lado, tenemos que escribir con un estilo sencillo, añadir las citas correspondientes y tomando en cuenta que los lectores serán de diferente edad, género, país y nivel académico. Recordemos que Wikipedia es una enciclopedia, por lo que sus usuarios llegan a ella en busca de un dato específico o para leer por primera vez sobre un tema. Para eso son las enciclopedias. Sin embargo, tenemos la oportunidad de contrastar las fuentes con las que un artículo fue escrito y hasta modificarlo. Por tanto, hay ocasiones en las que tenemos que justificar nuestras ediciones, especialmente si el artículo en cuestión trata sobre un tema polémico. No se trata solo de borrar lo que consideramos incorrecto, sino de dialogar con otros wikipedistas para llegar a un concenso sobre la información que debe quedar en el artículo.

Como se habrán dado cuenta, el proceso de creación de un artículo requiere de una serie de habilidades que los humanistas aplicamos a nuestras actividades académicas o escolares. Por este motivo me parece muy útil contribuir .

Y tercero, porque creo que es un buen pretexto para examinar y evaluar las anteriores o actuales formas de compartir y difundir la información. Aprender el código para editar es relativamente sencillo, quizá lo que lleva más tiempo es reflexionar sobre el “conocimiento libre”,  la “escritura colaborativa”, la “autoría”, el “copyleft” (o incluso el copyfarleft) y el hecho de que una comunidad diversa, y no un grupo de expertos, decida si una persona o un acontecimiento es relevante o no. Es en este punto donde podemos evaluar los beneficios que tenemos y que podemos obtener de una internet abierta, como usuarixs y como comunidad.

Internet ha modificado la forma en que trabajamos, nos relacionamos y compartimos información. Pero la red misma ha cambiado, ya no es la misma que hace diez años.  Creo que depende de nosotrxs, como internautas, continuar haciendo, defendiendo y explorando los caminos de una internet libre, abierta y colaborativa para todos y todas.